Contactanos: +34 633 893 233

  Contenuti Automatici

¿Cuál es la mejor altura para fotografiar interiores de inmuebles?

En la fotografía inmobiliaria, la altura de la cámara puede tener un impacto significativo en la imagen final.

Podrías suponer que el nivel de los ojos es la mejor opción, pero la mayoría de los fotógrafos profesionales coinciden en que fotografiar interiores desde una altura inferior produce resultados más agradables.

Así que, ¿a qué altura deberías ir? Aquí tienes una guía definitiva.

Elige un buen punto de partida

Aunque las opiniones varían entre los profesionales, la mayoría recomienda situar la cámara a una altura de entre 1,5 y 1,5 metros del suelo.

En una entrevista con HDRsoft, el fotógrafo de arquitectura Rob Moroto, de Calgary Photos, dio una directriz mucho más memorable: “Dispara desde el corazón”.

Aunque esta frase es en parte “una cosa de marketing”, Moroto cree que esta altura “funciona para el 90% de las propiedades”.

Disparar interiores desde la altura del pecho tiene varias ventajas. Colocar la cámara por debajo de la cabeza ofrece una perspectiva más agradable, en lugar de una vista desde arriba. Desde esta posición, el espectador puede admirar los muebles y los suelos en lugar de las puertas de los armarios y los cuadros de la pared.

Por otro lado, mantener la cámara a la altura del corazón o por encima de él garantiza un fuerte vínculo con la realidad. Esta perspectiva imita el punto de vista de alguien que camina por la propiedad.

Para garantizar que los espectadores tengan esta sensación, hay que asegurarse de que la superficie superior de las mesas y encimeras esté totalmente a la vista, en lugar de la parte inferior.

“Dispara desde el corazón” no es la única indicación mental que utilizan los fotógrafos inmobiliarios. Otros prefieren colocar su cámara exactamente a mitad de camino entre el suelo y el techo.

En la mayoría de las habitaciones, esto significaría disparar desde bastante menos de metro y medio, y a veces incluso un poco menos de metro y medio.

Realice ajustes en cada habitación

Independientemente de la clave mental que elija, tenga en cuenta que éste será sólo su punto de partida.

Cada propiedad y cada habitación tienen diferentes dimensiones, diferentes características y una disposición única. Al mirar por el visor, es posible que pronto te des cuenta de que una perspectiva ligeramente más alta o más baja funcionaría mejor.

Por ejemplo, la idea de fotografiar desde la mitad del camino entre el suelo y el techo. En espacios con un techo muy alto, esta regla no va a funcionar bien.

Aunque una habitación puede tener entre 2,5 y 3 metros de altura, la altura de las sillas, las mesas y las encimeras de la cocina no cambiará. Por lo tanto, la altura desde la que se dispara tampoco debería cambiar demasiado.

Así que, por ejemplo, si los techos son altos, es posible que tengas que calcular la altura correcta para tu cámara utilizando una pista mental diferente, como la mencionada anteriormente.

Las líneas verticales dentro de la toma son un buen punto de referencia; si se inclinan notablemente hacia dentro o hacia fuera después de haber encuadrado la toma, es probable que la cámara esté a una altura incorrecta.

Para evitar las líneas inclinadas, asegúrate de apuntar siempre con la cámara hacia delante, no en ángulo hacia arriba o hacia abajo.

Piensa en el espectador

Ponerse en la piel del espectador es muy importante. Si el objetivo de la fotografía inmobiliaria es ayudar a los compradores a imaginarse en la propiedad, hay que pensar en cómo se utiliza cada habitación.

Esto significa que puede querer fotografiar desde una posición más alta en una cocina, donde la gente suele estar de pie para preparar la comida, e ir más abajo en un comedor donde la gente suele estar sentada.

¿Y el dormitorio? Obviamente, fotografiar desde la altura de una persona reclinada no es una opción. Pero si esa habitación tiene un gran ventanal, los compradores pueden querer sentir la vista que les recibirá cada mañana.

Una razón clave por la que puede querer aumentar la altura de su cámara es para acomodar los muebles grandes, las características clave o los detalles que se pretenden ocultar.

Por ejemplo, las encimeras y los taburetes suelen ser bastante altos. Dado que el objetivo es siempre capturar la parte superior de las superficies, es posible que tengas que elevar tu trípode.

Del mismo modo, es posible que desee evitar apuntar su objetivo directamente a la iluminación inferior o a las partes inferiores sin terminar.

¿Cuál es la mejor altura para fotografiar panorámicas de 360°?

Muchos profesionales del sector inmobiliario utilizan la fotografía de 360° para crear visitas virtuales envolventes.

Al igual que con las tomas normales, la altura es un factor a tener en cuenta. En la mayoría de los casos, se pueden aplicar los principios mencionados anteriormente.

Dicho esto, en general es aconsejable bajar la cámara más cerca del metro y medio. Esto se debe a que las imágenes de 360° suelen presentarse como visitas virtuales, en las que el espectador controla lo que ve.

Al reducir la altura desde la que disparas, te aseguras de que los espectadores no necesiten hacer un paneo hacia abajo constantemente para ver los elementos clave de la habitación.

Si vas a bajar, asegúrate de colocar el trípode en una zona abierta. Esto asegurará que los muebles no bloqueen la vista, y que la parte inferior de los armarios no sea fácilmente visible.

La mejor altura para la fotografía inmobiliaria

Como en cualquier tipo de fotografía, no hay respuestas fijas sobre la altura de tu cámara en el sector inmobiliario. Dicho esto, esperamos que esta guía haya señalado algunas cosas en las que pensar. Resumiendo:

  • Comienza desde algún punto por debajo de los ojos y por encima de la cintura
  • Compruebe si los elementos verticales están rectos; ajústelos si es necesario
  • Intente captar la parte superior de las mesas y mostradores
  • Piensa en el uso que se hará de cada habitación
Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *

Honestidad

Actuamos y comunicamos con sinceridad.

Fiabilidad

Para dar total confianza a nuestros clientes.

Cooperación

Esencial para trabajos más complejos.